Gracia y Arrepentimiento

08
Nov

Escrito por Daniel Cortes

Hechos 2:37-38 Nueva Traducción Viviente (NTV)

37 Las palabras de Pedro traspasaron el corazón de ellos, quienes le dijeron a él y a los demás apóstoles:

—Hermanos, ¿qué debemos hacer?

38 Pedro contestó:

—Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo.

Después de ellos oír acerca de Jesús ¿que es lo principal que ellos debían hacer?

Arrepentirnos.

¿Qué es el arrepentimiento?

El arrepentimiento es cambio de dirección, reconocer que en nuestra vida hay pecado y es necesario ir a Dios en arrepentimiento.

El arrepentimiento es mucho más que limitarse a reconocer que se ha obrado mal; es un cambio en la manera de pensar y en el corazón que brinda una nueva perspectiva de Dios, de uno mismo y del mundo; implica apartarse del pecado y volverse a Dios en busca del perdón. Lo motiva el amor a Dios y el deseo sincero de obedecer Sus mandamientos.

Mateo 4:17 

17 A partir de entonces, Jesús comenzó a predicar: «Arrepiéntanse de sus pecados y vuelvan a Dios, porque el reino del cielo está cerca[a]».

Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón (Hechos 8:22)

Atreves de Jesús y lo que él hizo en la cruz recibimos un sin número de beneficios de los que hablamos en la clase anterior,

¿Estos beneficios de la salvación, vida eterna y perdón de pecados son merecidos?

R/ No, ninguno de estos regalos son merecidos, nosotros debíamos haber pagado cada uno de ellos, pero ahí fue cuando Jesús se puso en nuestro lugar, eso quiere decir que tuvimos un regalo que no nos merecíamos, no merecíamos la salvación, el perdón y la vida abundante que el nos ofrece, a este regalo no merecido la biblia lo llama gracia:

Efesios 2:8 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios.

Hebreos 4:16 Nueva Traducción Viviente (NTV)

16 Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

Por la gracia somos santos y puros delante del padre

Hebreos 10:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)

10 Pues la voluntad de Dios fue que el sacrificio del cuerpo de Jesucristo nos hiciera santos, una vez y para siempre.

Por medio del sacrificio de Jesús en la cruz tu y yo no solo hemos sido perdonados también hemos sido santificados, tu y yo somos santificados por la sangre de Jesús eso es GRACIA, sin embargo debemos entender que la gracia no es un chaleco anti pecado que nos permite hacer el mal y pecar con la excusa de “Jesús murió en la cruz por mi”

El arrepentimiento es como una semilla que comienza en nuestro corazón que con el pasar del tiempo germina y termina dando un fruto,

Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento (Mateo 3:8)

El arrepentimiento trae como consecuencia un fruto; trae a nuestras vidas un cambio de dirección, no quiere decir que debemos vivir una vida de reglamentos de que hacer y qué no hacer, pero si vivir una vida conforme nos enseña Dios en su palabra,  vivir una vida haciendo el bien y evitando hacer cosas que desagradan a Dios, no quiere decir que seamos perfectos pero cada día de este caminar iremos en pos de ese crecimiento en Dios, debemos ser conscientes que el pecado contrista a Dios así que evitémoslo, pero al mismo tiempo debemos entender que somos humanos por esa razón nuestra lucha de decir no al pecado llega a un límite porque hay un punto en el que vencemos el pecado no por nuestras fuerzas si no por el poder de la gracia de Dios.

Filipenses 3:13-21 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

1 Corintios 15:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)

10 Sin embargo, lo que ahora soy, todo se debe a que Dios derramó su favor especial sobre mí, y no sin resultados. Pues he trabajado mucho más que cualquiera de los otros apóstoles; pero no fui yo sino Dios quien obraba a través de mí por su gracia.

Hebreos 4:16 Nueva Traducción Viviente (NTV)

16 Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

 

1 Corintios 3:10 Nueva Traducción Viviente (NTV)

10 Por la gracia que Dios me dio, yo eché los cimientos como un experto en construcción. Ahora otros edifican encima; pero cualquiera que edifique sobre este fundamento tiene que tener mucho cuidado.

Santiago 4:6 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Y él da gracia con generosidad. Como dicen las Escrituras:

«Dios se opone a los orgullosos
    pero da gracia a los humildes»[a].

Leave a Comment